logo_cister

Los monasterios de Poblet y Santes Creus se construyeron el siglo XII con la misión de impulsar la repoblación de los territorios recuperados a los musulmanes. Ambos cenobios pertenecen a la orden del Cister, que se caracteriza por seguir firmemente el voto de pobreza. Por esta razón, la austeridad del románico es el estilo arquitectónico predominante en los monasterios cistercienses, aunque también encontramos líneas del movimiento gótico. La Ruta del Cister se completa con el monasterio de Vallbona de les Monges (Lleida).